martes, febrero 27, 2024
CarcabueyGastronomía

Recetas de Carcabuey: Relleno de Carnaval

Aprovechando que ya casi estamos en carnaval, nos gustaría recomendaros otra de nuestras Recetas de Carcabuey más conocidas. Se trata del Relleno de Carnaval, aunque hoy en día en nuestro pueblo se consume en casi todo el año. Antiguamente no se realizaba en época de matanzas, como los demás embutidos que todos conocemos, ya que muchos de sus ingredientes eran conservados en sal, para que una vez llegada la época  de carnaval, todo estuviese listo para la realización de este exquisito embutido, que todos los que nos visitan terminan considerando uno de los mejores.

Hace años se aprovechaban los estómagos o morcones para rellenarlos de este picadillo de carnes con su característico aliño, hoy en día, estas tripas algo más bastas, se suelen cambiar por las conocidas tripas sintéticas. Ya que son mucho más fáciles de utilizar y en definitiva más higiénicas, esto también hará que el resultado de nuestro Relleno de Carnaval en Recetas de Carcabuey sea mucho más fino.

Resultado de nuestra Recetas de Carcabuey del relleno de carnaval

Ingredientes:

  • Magro de cerdo 3 kgs.
  • Lenguas de cerdo 2 uds.
  • Pechugas de pavo 1’5 kgs.
  • Jamón serrano 500 grs.
  • Huevos 20 uds.
  • Pan rallado (hasta hacer una masa homogénea).
  • Azafrán en hebra.
  • Carterilla o colorante alimenticio.
  • Ajo.
  • Perejil.
  • Pimienta.
  • Nuez moscada.
  • Sal.
  • Tripas o morcones para embutirlo.

Preparación: Escaldar las lenguas en agua caliente y raspar para quitar impurezas, posteriormente picamos muy fino la carne de cerdo, las pechugas de pavo, el jamón y las lenguas previamente escaldadas.

Mezclamos la carne picada con el ajo, el perejil, la nuez moscada y la pimienta, no olvidéis picar muy fino el ajo y el perejil para que se integren mejor en la masa.

Machacamos en un mortero el azafrán en hebra con la sal y lo incorporamos a la carne aliñada.

Agregamos los huevos y el colorante y mezclamos bien todo para integrar esta mezcla con la carne.

Dejaremos reposar nuestra mezcla unas horas para que todo tome bien el aliño.

Tras dejar reposar llega el momento de añadir el pan rallado hasta conseguir una masa homogénea, no tiene que quedar ni muy blanda ni muy dura, buscar la textura deseada.

Rellenamos las tripas y morcones teniendo en cuenta que no se deben llenar muy para que no se rompan.

Coceremos en abundante agua a fuego lento pinchando las tripas antes de la cocción y a media cocción par evitar así que se rompan.

Esta no es más que una receta de aprovechamiento heredada de nuestros antepasados, por lo que habrá multitud de variantes, ya que mucha gente le añadía los corazones salados, los riñones y las carrilladas, que se guardaban después de la matanza realizada en los meses de noviembre o diciembre.

No nos queda más que desearos un buen provecho y esperamos que nos mandéis una tapita del resultado. Como consejo si lo acompañáis de unos buenos ochos y vino de la zona, quedaréis encantados. 

 

 

 

Deja una respuesta