El PP de Carcabuey denuncia la parálisis de la actividad municipal, sin plenos ni comisiones desde el 5 de marzo

  • Álvaro González: “Durante más de tres meses el Alcalde se ha saltado a la torera su obligación, tiene el ayuntamiento paralizado y están impidiendo que la oposición podamos hacer control y fiscalización de la acción de gobierno; este es el estilo de la izquierda, por un lado anuncia consenso y diálogo y por otro aplica el rodillo de la mayoría absoluta sin contar con nadie más”

 

  • “Ya se están celebrando plenos presenciales en otros ayuntamientos, y en Carcabuey seguimos con la puerta cerrada, sin plenos y sin información de lo que está haciendo el equipo de gobierno de IU”

El portavoz del Partido Popular en el Ayuntamiento de Carcabuey Álvaro González ha denunciado la parálisis de la actividad municipal en este ayuntamiento, donde no se celebran plenos ni comisiones informativas desde el 5 de marzo.

Según  González, el 5 de marzo fue el último pleno, en este caso extraordinario, que celebramos en el Ayuntamiento de Carcabuey, y desde que se inició el estado de alarma el 14 de marzo no hemos tenido ni una sola reunión virtual, ni se han reunido los órganos colegiados del ayuntamientos para desarrollar su trabajo con la normalidad que impone esta situación.

El Ayuntamiento tiene la obligación de celebrar sesiones de pleno cada dos meses para debatir asuntos de interés para Carcabuey y para la aprobación de decretos y asuntos de secretaria y tesorería, comenta el portavoz popular. “Durante más de tres meses el Alcalde y equipo de gobierno se ha saltado a la torera esta obligación, tiene el ayuntamiento paralizado y están impidiendo que los grupos de la oposición podamos hacer nuestra labor de control y fiscalización de la acción de gobierno; este es el estilo de la izquierda, por un lado anuncia consenso y diálogo y por otro aplica el rodillo de la mayoría absoluta sin contar con nadie más”.

En decreto ley de 31 de marzo por el que se adoptaron medidas urgentes complementarias en el ámbito social y económico para hacer frente al Covid-19, se previó la modificación de la Ley Reguladora de las Bases de Régimen Local al objeto de que los órganos colegiados de las entidades locales pudiesen desarrollar su actividad a distancia y por medios electrónicos válidos.

“Está contemplado en el decreto ley, lo han venido haciendo otros ayuntamientos de la provincia de Córdoba y del resto de Andalucía, lo ha hecho la Diputación provincial, pero el Alcalde de Carcabuey ha preferido dejar el Ayuntamiento a oscuras en su actividad municipal para poder hacer y deshacer a su antojo sin control alguno”, afirma González.

Además, teniendo en cuenta el progresivo cambio de fases del descofinamiento llevado a cabo por el mando único del Gobierno de España, el Ayuntamiento de Carcabuey ya podría haber celebrado alguna sesión plenaria o de comisiones informativas de forma presencial, guardando todas las medidas de seguridad e higiene que imponen las autoridades sanitarias. “Ya se están celebrando plenos presenciales en otros ayuntamientos, y en Carcabuey seguimos con la puerta cerrada, sin plenos y sin información de lo que está haciendo el equipo de gobierno de IU”, dice el portavoz del PP.

Por esto, el pasado 22 de mayo el Grupo PP registró por escrito en el Ayuntamiento de este municipio una solicitud para reanudar la actividad normal y ordinaria de plenos y comisiones informativas en el mismo, con la intención de celebrar el pleno correspondiente al mes de mayo. “No hemos tenido respuesta por parte del gobierno local, y por supuesto ha terminado el mes de mayo y el pleno no se celebró”, comenta Álvaro González.

Y no es la primera vez que el equipo de gobierno de IU hace oídos sordos a las peticiones del Grupo Popular.

“El 7 de mayo presentamos una moción para que el Ayuntamiento de Carcabuey declarase el luto oficial y las banderas oficiales ondeasen a media asta; no fuimos escuchados”, relata el portavoz.

Y continúa “también hemos presentado una batería de propuestas para hacer frente a la crisis económica y social que el Covid-19 deja en nuestro municipio”, entre las que se encuentran poner en marcha un Programa Social con ayudas para el pago de facturas de luz, agua y alquiler a familias vulnerables, crear una comisión de crisis con los tres grupos políticos de la Corporación Local, un Plan Especial de Empleo para los vecinos que hayan perdido su trabajo a causa de la pandemia, un Programa de contrataciones temporales extraordinarias a llevar a cabo con los gastos consignados que se han quedado sin ejecutar, una campaña de apoyo al comercio local y un Plan Municipal de Apoyo a Pymes y Autónomos; además hemos pedido que se establezca una moratoria en el pago de tributos con la administración local, la exención de las tasas del mercado de abastos y mercado ambulante, así como las tasas por ocupación de vía pública para terrazas y veladores.

“Siempre hemos obtenido la misma respuesta, el silencio opaco de un equipo de gobierno que abusa de su mayoría absoluta, que lejos de unir esfuerzos de todos los miembros de la Corporación Local prefiere hacer oídos sordos y actuar con ordeno y mando en el pueblo; el espíritu democrático del gobierno local de Carcabuey deja mucho que desear”, concluye Álvaro González.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *