martes, febrero 27, 2024
ActualidadCarcabueyCultura

Crónica de la Regina Mater de Córdoba 2015

Y, en la Córdoba Mariana que clausuraba los actos del 775 aniversario de la Santa Iglesia Catedral de Córdoba el pasado fin de semana, estaba la patrona de Carcabuey, María Santísima del Castillo.

Desde el jueves por la tarde, ubicada en la iglesia de Santo Domingo en la Plaza de la Compañía se encontraba expuesta a turistas, fieles y carcabulenses residentes en Córdoba que no la dejaban sola en ningún momento.

Foto cedida por Sara Rello

Que escalofrío le entra a uno por el cuerpo cuando alguien le pregunta; “-¿esta Virgen de donde es?. Que cara mas bonita tiene, que guapa es. Y que manto mas bonito-“.

Para la jornada del viernes por la tarde, había prevista una misa en su honor perfectamente preparada y cantada por el coro de Carcabuey a la que asistieron personas de Córdoba así como un nutrido grupo de habitantes de Carcabuey para acompañarla y que se sintiera como en casa, llegó a estar la iglesia llena y fue pregonada por el antiguo párroco de Carcabuey Don Fernando Cruz Conde y Suárez de Tangil con la ayuda del actual, Don José Antonio Tejero Cárdenas. Acto muy bien organizado terminado como ya es tradicional en sus novenas, cantando la salve y gritando sus vivas.

Amanecía un sábado caluroso en Córdoba donde las temperaturas superarían los 40ºC pero no importaba. Desde las 10 de la mañana estaban las iglesias abiertas para poder visitar las diferentes Vírgenes Coronadas que participarían en la procesión de por la tarde, y desde tan temprano era un no parar de ir y venir de turistas y curiosos, de hacer fotos, de preguntar por detalles, y de admirar una Virgen, una Patrona para muchos desconocida pero que no estaba pasando desapercibida.

A las 20:40, puntual, se ponía el cortejo en la calle dispuesto a procesionar por Córdoba, bajo los hombros de sus costaleros, que estrenaban camisas para el evento, la Imagen de nuestro pueblo. Para tal evento y para acompañar a la Virgen, se había creado una banda de música compuesta por integrantes de todas las demás bandas de nuestro pueblo, para que así todas estuviesen representadas. Y que bien les ha salido, que buen gusto musical y que bien afinada sonaba, enhorabuena.

Foto cedida por Elena Pañero

Córdoba estaba abarrotada y a pesar del calor reinante en las primeras horas de la noche ya, todo transcurría con normalidad salvo un pequeño retraso que se iría acentuando debido a la gran cantidad de imágenes que participaban.

Pasada una hora y media llegamos al recorrido oficial y pasar delante de los vecinos de nuestro pueblo que nos esperaban en las sillas cerca del arco del triunfo. Eran incesantes los vivas, las fotos y los piropos durante todo el recorrido de personas conocidas, de vecinos y de simples turistas que se quedaban embobados mirando a la cara de la Virgen del Castillo.

Una vez en la catedral y con la bendición de Rvdo. Señor Obispo de Córdoba, volvimos a la Iglesia de la Compañía, viviendo momentos y recordando estampas dignas de mención mientras pasaba por los callejones de la judería de la Córdoba sultana. Pasadas las 4 de la mañana entraba en la iglesia y cantando la salve concluía la visita de nuestra patrona a la capital.

Juan García Camacho

Deja una respuesta