sábado, junio 15, 2024
Carcabuey

10 cosas que solo conocerás si eres de Carcabuey

Hoy seguimos haciendo gala de nuestra patria, Carcabuey, ese pueblo al que mucha gente lleva en su corazón, incluso hasta al otro lado del charco, como es el caso de nuestros hermanos argentinos de Rafaela. Poco a poco os vamos descubriendo mucho de los secretos y detalles que sólo aquel que ha vivido en Carcabuey reconocerá.

1. El charco: esta bebida dulce propia del verano que se hace con trozos de melocotón, vino, azúcar y canela, y que en cada casa puede tener sus variaciones, es la estrella del verano carcabulense y no es raro ver cubetas de este elixir de dioses incluso en los botellones. Por supuesto, más de uno la primera vez que lo prueba y más si no es de aquí ha notado sus efectos tarde, con la consiguiente melopea que nadie puede evitar. No dudes en probarlo si nos visitas, recomendado cien por cien.

Foto cedida por Taberna Casa Esteban

2. Hola buenos días, ¿Cuantos hay del comedor?: la pregunta parece sencilla y es una broma recurrente entre los jóvenes del pueblo, si la formulas, puede que más de uno te de una cifra, que variará según la persona y la que acompañará con «¿y los de Algar han venido?«. Esto no tiene mucho misterio, ya que era habitual pasar lista en el colegio de la gente que estaba apuntada al comedor, algo que era muy demandado ya que te perdías un rato de clase, con el tiempo todo aquel que paso por el C.P. Virgen del Castillo, ha gastado esta broma o chanza en más de una ocasión.

3. Subir a las pedrizas del Castillo el último día de feria: pues si la costumbre entre la juventud consiste en el último día de feria, que a la vez suele ser el más permisivo por parte de los padres, se subía al Castillo a ver amanecer con los amigos y alguna que otra amiga, la excusa perfecta para intimar con la chica o el chico que te gustaba y así evitar miradas indiscretas.

4. La playa de Carcabuey: ¡SORPESA! ¿¡Qué Carcabuey tiene playa!? Pues sí, a pesar de estar en el sur de la provincia de Córdoba, que como todos sabéis no está en la costa, nosotros conocemos como la playa a una pequeña explanada que podréis encontrar en el paseo del Cañuelo y que ofrece unas bonitas vistas de la subbética cordobesa. Se le conoce así por su forma semilunar y por el hecho de que no esta pavimentada ya que su suelo es de albero.

5. A las cinco en la «vereillas»: lugar mítico donde los haya en Carcabuey. Coincide con una haza que queda justo a la salida del colegio, y era el lugar donde los niños del mismo se citaban para arreglar sus desavenencias y en el que más de uno acabo con unas gafas rotas o algún que otro moratón.

Zona las Vereillas»

6. La historia de Rosalía: cuenta la leyenda que en la ermita del calvario mora el fantasma de Rosalía, la que fuera encargada de las llaves y de tocar la campana de dicha ermita fue hallada ahorcada un día con la cuerda de la campana en el campanario de la pequeña ermita y por lo tanto su espíritu quedo atrapado en dicho lugar. Cuando se escucha en el silencio de la noche tañer la campana se dice que Rosalía es la que la toca. Seguro que si Iker Jimenez se entera vendría a hacer un programa especial al calvario de Carcabuey.

7. «Al agua la pandueca»: en la conocida e histórica rivalidad con Priego, debido a su cercanía, una frase resuena en la tradición y es que cuando los prieguenses ( o preguos como nosotros los conocemos «cariñosamente») venían a nuestro tradicional toro de cuerda se metían con los alcobitenses y les gritaban eso de «al olivo, al olivo que te azuzo el mono» a lo que la gente de aquí contestaba «al agua la pandueca». Traducido resulta, que los «preguos» se metían con ellos en referencia al miedo natural al toro (refiriéndose a él como mono, ya que solían ser vacas de corta edad y envergadura) y los instaban a subirse al olivo más cercano para que no los pillara en tono de mofa, a lo que se les contestaba con lo de la «pandueca» para indicar que volvieran por donde habían venido.

8. Beber «chismaillos»: muchos os preguntaréis qué es, y os remitimos a nuestro diccionario «palabréjico» que muchos conoceréis. Cuando el calor aprieta y el bolsillo esta un poco vacío lo mejor es tirar del «chismaillo» que no es ni más ni menos que la versión low-cost del tan consumido cubata (cubalibre, cacharro, fresquito, y un largo etcétera) o como le queráis llamar.

9. Los gastos: en Carcabuey se le conoce como gasto a lo que en Córdoba se le conoce como perol o en definitiva un día de campo. Suele usarse esta palabra para referirse a un día con los amigos en un huerta o cortijo, no puede faltar en él ni la comida, ni la bebida. Así que si vienes a Carcabuey y te invitan a un gasto no dudes en decir que sí, seguro que disfrutas y los pasas genial. Destacar que al terminar la campaña de aceituna se realiza por parte de la cuadrilla de aceituneros un gasto, que en dicho caso recibe otro nombre «arremate» que indica la finalización de la campaña.

10. Quemar «ramón»: que nadie se escandalice y ponga el grito en el cielo, este «ramón» es el que resulta de la poda del olivo y que se quema en grande montones para así proceder a su destrucción.

Pues bien hoy os dejamos con estas 10 cosas que todo aquel que viva o sea de Carcabuey debe conocer, aún así hemos de decir que nuestro léxico es muy rico, y que si tenéis alguna palabra, frase, uso o costumbre no dudéis en poneros en contacto con nosotros.

6 comentarios en «10 cosas que solo conocerás si eres de Carcabuey»

  • Yo creo, aunque no soy taurino, que se le llama «olivo» a las tablas con que están construido el callejón de las plazas, donde están los burladeros

  • Estoy escribiendo la historia de Gaena, y creo que las tribus de Carcabuey pasaron a Algar y de ahí a Gaena. Mi pregunta ¿Cando se creo por las tribus Carcabuey?.
    Te doy las gracias de antemano.
    PP Sánchez

  • Hola amigos de Carcabuey ,Rosalia la encargada de las llaves y de tocar las campañas de la ermita del calvario (que en paz debería descansar) se le tenía que aparecer a los responsables del estado de la ermita, es una pena ver como un cachito de la historia de nuestro pueblo va a desaparecer y los que pueden no hacen nada ,ojalá Rosalia resuene en sus conciencias.

Deja una respuesta